902 88 57 66 prysma@prysma.es

Verdades y mentiras sobre las Memorias de Responsabilidad Social

En los 14 años que llevo dedicándome a consultoría en temas de Responsabilidad Social, una de las cosas que me sigue llamando la atención es el ver como las principales empresas nacionales e internacionales se toman cada vez más en serio la elaboración de sus memorias de Responsabilidad Social bajo el estándar GRI.

GRI son las siglas de Global Reporting Iniciative, una organización internacional que ha elaborado una guía donde se incluyen los aspectos sobre los que deberían informar las empresas Socialmente Responsables.

El objetivo de las guías GRI es entre otros, conseguir que todas las empresas informen sobre los mismos aspectos y los grupos de interés podamos comparar los datos de unas con otras. Hasta aquí todo perfecto.

El problema viene cuando leemos las memorias. De todas las memorias que he leído, y son muchas, muy pocas aportan la totalidad de los datos solicitados por GRI. Y en ninguno de los casos los datos de una empresa son comparables en su totalidad con los de otra, aunque sean del mismo sector.

Limitaciones en el alcance, distintas formas de cálculo, datos relativos, respuestas indirectas…son algunas de las causas que hacen que los datos no sean en muchos casos comparables.

Pero si la guía GRI, dejan muy claro todo esto, ¿Qué está fallando? Claramente las verificaciones. Las distintas entidades verificadoras están utilizando distintos criterios de verificación y por si fuera poco la revisión que hace GRI, es casi testimonial.

Por todo esto, cuando una empresa sale en prensa y se la ensalza diciendo que ha conseguido el máximo nivel A+ de responsabilidad social en su memoria, es una información es errónea. El haber conseguido un nivel A+ en su memoria solo indica que ha informado de todos los parámetros que pide GRI, si bien habría que analizar el detalle de la información aportada para valorar si la empresa puede catalogarse como “Socialmente Responsable”. En definitiva una empresa con un nivel A+ podría no ser tan “Socialmente Responsable”.

Actualmente GRI ha sacado una nueva versión de sus guías para la elaboración de memorias, la G4, que es previsible que tenga más de los mismos problemas, ya que deja en manos de las empresas la selección de los asuntos a informar.

Esta y otras razones, me han llevado a elaborar, junto con otros profesionales de la Responsabilidad Social el observatorio de memorias RSC un portal que verá la luz el próximo mes y donde se puedan comparar de forma sencilla los datos aportados por las principales empresas nacionales en sus memorias GRI. El portal permite ver de un solo vistazo aspectos como cual es la empresa que más formación imparte, cual tiene mayor porcentaje de mujeres o cual ha recibido más multas en el último año, entre otros.

En el portal solo se incluyen datos de memorias verificadas que siguen el estándar GRI, por lo que los datos deberían coincidir, pero muy lejos de ser así, en muchos casos hemos tenido que hacer conversiones y agrupaciones de datos para que puedan ser al menos comparables.

César Martín Gómez

Director Departamento de Organización y Sistemas

PRYSMA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *