902 88 57 66 prysma@prysma.es

MATERIALES EN CONTACTO CON ALIMENTOS: REQUISITOS LEGALES QUE EMPRESAS Y CONSUMIDORES DEBEN CONOCER

Como empresa alimentaria ¿Sabemos realmente que se debe exigir a los proveedores de materiales en contacto con alimentos?
Y como usuarios, ¿somos conscientes de los riesgos asociados?

En base a mi experiencia he podido comprobar el gran desconocimiento que existe, no sólo por parte de las empresas alimentarias, sino también por los propios ciudadanos hacia los requisitos que deben reunir los materiales en contacto con alimentos.

Esto se debe principalmente a cuatro motivos:

I. Por una parte, los controles en materia de seguridad alimentaria se han centrado principalmente en la cadena alimentaria, desde la producción primaria, pasando por empresas transformadores, elaboradoras, transportistas, almacenistas, hasta su llegada al consumidor final en comercios minoristas o mayoristas.

II. Además, a las empresas que fabrican materiales destinados a estar en contacto con alimentos, hasta no hace muchos años, no se les ha exigido inscribirse en el Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos, así como realizar los controles periódicos asociados.

III. Por otra parte, las empresas productoras de materiales destinan por lo general una mínima parte de su producción total a la producción de materiales u objetos destinados a estar en contacto con alimentos.

IV. Los ciudadanos, como consumidores, no siempre reparan en la necesidad de que dichos materiales deban cumplir unos criterios de seguridad para evitar migraciones a los alimentos de compuestos tóxicos.

Pero, ¿qué entendemos por materiales en contacto con alimentos?

bottleDe acuerdo al REGLAMENTO (CE) 1935/2004, de 27 de octubre, sobre los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos, son aquellos materiales:

  • Destinados a entrar en contacto con alimentos,
  • Que estén ya en contacto con alimentos y estén destinados a tal efecto,
  • De los que quepa esperar razonablemente que entrarán en contacto con alimentos o que transferirán sus componentes a los alimentos en condiciones normales o previsibles de empleo.

En estas definiciones se incluyen materiales como vidrio (botellas, vasos, etc.), metales (recipientes industriales, mesas de trabajo, utensilios, etc.) corcho (tapones para embotellado), plásticos (envases, films, tapones, mangueras para industria, etc.), cera (recubrimiento para quesos), madera (palillos, recipientes, utensilios, etc.), así como  caucho, resinas de intercambio iónico, adhesivos, papel,  cartón, tintas de imprenta, siliconas, productos textiles, barnices o celulosa regenerada.

¿Qué requisitos se deben tener en cuenta para un adecuado control?

Tal como se describe en el REGLAMENTO (CE) 2023/2006 de 22 de diciembre sobre buenas prácticas de fabricación de materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos, todos los operadores de empresas deben efectuar una eficaz gestión de la calidad de sus actividades de fabricación, adaptada a su posición en la cadena de suministro. En base a ello deben elaborar una GUÍA DE PRÁCTICAS CORRECTAS DE HIGIENE en la que estén contempladas  las Buenas Prácticas de Fabricación y Manipulación que garanticen un elevado nivel de protección de la salud humana y de los intereses de los consumidores.

Los materiales y objetos destinados a estar en contacto con alimentos deben ser inertes, de forma que no provoquen alteraciones en la composición de alimentos o de propiedades organolépticas de los mismos. Deben ser fabricados en unas condiciones determinadas de limpieza, con un adecuado sistema de trazabilidad, unas condiciones mínimas de orden e higiene en la zona de producción y almacenamiento con respecto a instalaciones y equipos, así como un correcto control de proveedores y de transporte.

¿Qué documentos o información debe pedir una empresa alimentaria a un productor de materiales en contacto con alimentos?

  • Declaración de conformidad de acuerdo con lo establecido en el Reglamento (CE) nº 1935/2004.
  • Documentación que acredite la aptitud del para industria alimentaria en caso de que los materiales no dispongan de medidas específicas o legislación nacional.
  • Instrucciones de uso del producto.
  • Información sobre usos permitidos.
  • Certificación en el estándar (voluntario) UNE-EN 15593 de Envases y Embalajes para la gestión de la higiene en la producción de los envases para productos alimenticios.
  • Número de Registro general Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos (RGSEAA) – Clave 39 -, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 2 del Real Decreto 191/2011, de 18 de febrero, sobre Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos.

Para más detalle, la AECOSAN ha publicado las Directrices para registro de empresas cuya actividad tenga por objeto los materiales en contacto con alimentos, donde se concluye que los operadores que deben registrarse son:

  • Fabricantes de envases propiamente dichos (recipiente o vaso en que se conservan y transportan ciertos géneros) exista o no legislación a nivel europeo o nacional.
  • Fabricantes de materiales y objetos de contacto alimentario, tales como menaje de cocina, vajillas, vasos, etc. que no son envases, ni tampoco objetos como grandes o pequeños electrodomésticos, tuberías, superficies para muebles o cisternas de camión, siempre que cuenten con una medida específica según el Reglamento (CE) nº1935/2004 o en su defecto para los que se haya establecido una medida nacional.
  • Aquellos cuya actividad sea la importación de cualquier tipo de materiales o artículos terminados destinados al contacto alimentario, sean envases, menaje de cocina, vajillas, vasos, etc. y cuenten o no con medidas específicas o legislación nacional.

No obstante, no requieren registrarse en el RGSEAA:

  • Los operadores que no sean responsables del último paso en la producción del material terminado (fabricantes de aditivos, tintas, adhesivos, etc.) dentro de la cadena de producción.
  • Los operadores cuya actividad sea fabricante de materias primas o actividades mineras.
  • Todos los fabricantes, envasadores, almacenistas, distribuidores e importadores de productos intermedios.
  • Todos aquellos fabricantes, envasadores, almacenistas, transportistas y distribuidores de productos terminados tales como menaje de cocina, vajillas, vasos, etc., que no cuenten con medidas específicas o legislación nacional.
  • Envasadores, almacenistas, transportistas y distribuidores de productos terminados que sean envases, menaje de cocina, vajillas, vasos, etc. y tengan medidas específicas o legislación nacional,
  • Cualquier operador en la cadena de producción de objetos como grandes o pequeños electrodomésticos, tuberías, superficies para muebles o cisternas de camión.
  • El operador dedicado al comercio minorista, que se considera bajo el artículo 2.2 del Real Decreto 191/2011, salvo que sea importador de productos de países terceros, en cuyo caso esta circunstancia tiene prioridad sobre el hecho de ser operador del comercio minorista a la hora de establecer la obligación de RGSEAA.

¿Qué aspectos deben valorar los consumidores?

tagETIQUETADO

Los materiales en contacto con alimentos deben disponer en su etiquetado información clara que permita utilizar de manera segura dichos materiales.

De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 15 del Reglamento (CE) nº 1935/2004, los materiales comercializados que no estén en contacto con alimentos, y que estén destinado a ello (a excepción de aquellos por sus características, estén claramente destinados a entrar en contacto con alimentos), irán acompañados de:

  • Los términos «para contacto con alimentos», o una indicación específica sobre su uso, tales como máquina de café, botella de vino, cuchara sopera, o el símbolo:simbolito
  • Instrucciones especiales para un uso adecuado y seguro.
  • Nombre o nombre comercial
  • Dirección o domicilio social del fabricante, el transformador o el vendedor encargado de su comercialización
  • Etiquetado que permitan la trazabilidad del material
  • Información sobre el uso o los usos permitidos y demás información pertinente.
Autor:
Zuleica Parra
Prysma