902 88 57 66 prysma@prysma.es

LAS EIDUS, UNA NUEVA OPORTUNIDAD PARA RESOLVER LOS RETOS URBANOS

El desarrollo urbano de los próximos años será integrado o no será...

El desarrollo urbano de los próximos años será integrado o no será. Después de más de 20 años de políticas europeas de desarrollo regional se ha reconocido que las ciudades son actores clave para dar respuesta a los retos a los que se enfrenta la sociedad europea: desempleo de larga duración, pobreza, degradación medioambiental, contaminación… Éstos se concentran y generan sobretodo en las ciudades y es desde ellas que se deben solucionar, en colaboración con los otros agentes relevantes del territorio. Las ciudades españolas no son una excepción en este sentido, tanto las más grandes como las medianas, donde se encuentra gran parte de la población del país.

Para afrontar estos retos, agravados por la crisis económica, las ciudades españolas podrán optar a parte de los casi 1.000 millones de euros que el gobierno español ha asignado para proyectos urbanos, del total de recursos FEDER [1] disponibles para el período 2014-2020. Eso sí, su respuesta debe ser integrada, con proyectos y medidas interrelacionadas que se inscriban en una estrategia global de ciudad. No vale ya diseñar medidas de promoción económica, proponer nuevas infraestructuras o equipamientos de manera aislada, sino que se deberá demostrar que contribuyen a resolver conjuntamente los retos generales de la ciudad y a cumplir los objetivos estratégicos de la misma, asegurando su sostenibilidad a largo plazo y contando además con otros niveles competentes de gobierno y con agentes locales del ámbito público y privado.

Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible (EIDUS) [2], un acrónimo que pronto será reconocido por todos, es el nombre que los ministerios de Fomento y de Hacienda han dado al programa que las ciudades deberán definir para acceder a los fondos europeos. Muchas ciudades españolas no empiezan de cero en este sentido y cuentan con experiencia previa en actuaciones integradas, especialmente ligadas a la iniciativa Urbana 2007 – 2013 financiada también por el Ministerio. Ahora deben ir más allá y definir una estrategia global y sostenible para los próximos años, condición sine qua non para optar a los fondos europeos. Y deben hacerlo deprisa, pues en septiembre se espera que se abra la primera convocatoria para los nuevos fondos de cohesión. Sólo aquellas ciudades que hayan pensado su estrategia, y cómo las medidas y proyectos para los que piden financiación contribuyen a ella, tienen alguna opción de obtener estos fondos. Se trata de un proceso competitivo y, por tanto, antes del pistoletazo de salida, las ciudades deberán estar equipadas con su estrategia integral o ni siquiera podrán participar en ésta competición.

Downtown Atlanta skyline at dusk

Aún teniendo esta estrategia, como es el caso de ciudades como Sevilla, la Coruña, Alcobendas, Pamplona o Alicante, otro requisito indispensable será el desarrollo de un buen diagnóstico que identifique problemas y retos, nuevamente desde una perspectiva integral de los mismos. La movilidad, la vivienda, la energía sostenible o la inclusión social son cuestiones que si se abordan desde una visión global pueden generar nuevas oportunidades de crecimiento económico y desarrollo sostenible.

Para ello, los distintos sectores de la administración pública local deberán trabajar unidos, y con la sociedad civil, mirando más allá de su propio campo de acción para identificar el origen común de los problemas y las posibles soluciones conjuntas. Se trata de crear sinergias, de trabajar de manera distinta, lo cual no resulta sencillo y necesita de acompañamiento experto, ya que además las soluciones deberán contribuir a alguno de los 11 objetivos temáticos definidos por la política de cohesión para fomentar el crecimiento para el período 2014-2020 [3].

Terrassa, con la ayuda de Prysma, está ya posicionándose en este sentido, desarrollando una visión estratégica (que recoge su experiencia previa) e identificando las medidas integrales que podrán ayudar a llevarla a cabo. Su ejemplo puede servir a otras ciudades para el desarrollo de su estrategia de desarrollo urbano sostenible. Terrassa ha recurrido a asistencia externa experta para asegurar que responde de manera completa a los complejos y nuevos requisitos del proceso EIDUS. Mediante talleres donde se reúnen a técnicos y representantes de la política municipal y de la sociedad civil se discute la visión estratégica, se hace un repaso de los planes ya aprobados y se definen una serie de retos que deberán ser demostrados con el diagnóstico. Estos retos enmarcaran la definición de medidas concretas con las que se les quiere dar respuesta; un proceso en el que también se debe contar con la participación de agentes públicos y privados y de la ciudadanía en general.

Terrassa, con la ayuda de Prysma, está ya posicionándose en este sentido, desarrollando una visión estratégica 

La metodología que está siendo desarrollada por Prysma se adapta a cualquier otra tipología de ciudad, ya que permite identificar los retos y las estrategias específicas de cada contexto urbano a través de conversaciones y talleres basados en la colaboración integral participativa con los agentes implicados.

Autor:

Laura Capel Tatjer

Prysma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *