902 88 57 66 prysma@prysma.es

LA TERMOGRAFÍA INFRARROJA – FACTOR CLAVE EN LA EFICIENCIA ENERGÉTICA ELÉCTRICA.

Podemos definir la termografía como la ciencia que permite “visualizar y analizar la temperatura” de los elementos.

Los sensores de las cámaras de termografía detectan, sin contacto y con precisión, la radiación infrarroja emitida por los cuerpos y convierten esa energía radiante, invisible al ojo humano, en la representación de la temperatura de cada superficie por una imagen visible: “se ve el calor”. Dicha radiación IR – infrarroja –es función de la temperatura del elemento y de las características superficiales, color, material, etc.

Con esta tecnología se puede analizar todo proceso con diferencias de temperatura:

  • Hornos vidrio, cemento, etc.
  • Instalaciones frigoríficas
  • Sistemas de climatización
  • Instalaciones acumuladoras y/o distribuidoras de fluidos: agua, combustibles, gases, etc.
  • Líneas de vapor y similares.
  • Instalaciones eléctricas de toda índole
  • Humedades
  • Aislamiento en edificios

El éxito en la aplicación de esta técnica depende en gran medida de la interpretación correcta de la imagen térmica estudiada y así conseguir una valoración del problema: conexión eléctrica, humedades, aislamiento, puente térmico, infiltración, etc.

Entre las ventajas obtenidas de la aplicación de la termografía podemos resaltar las siguientes:

  • Prevención de averías (temperaturas anómalas)
  • Reducción de consumos energéticos (deterioro de aislamientos)
  • Rapidez y eficacia en la identificación de puntos calientes
  • Optimización de los procesos productivos al reducir los consumos y las pérdidas de energía
  • Reducción de los enormes gastos de paradas de sistemas, incendios, etc.
  • Aumento de la vida útil de los equipos y de las instalaciones
SIA_02

La termografía infrarroja pertenece a las técnicas END (ensayos no destructivos) y es una herramienta de mantenimiento preventivo, que detecta e identifica los problemas de forma inmediata, lo que permite una valoración rápida, ágil y económica de la situación térmica, pues permite focalizar el tiempo de análisis en las zonas de riesgo. Es, por tanto, un instrumento clave en la evaluación y verificación de la eficiencia energética del proceso térmico estudiado.

La Eficiencia Energética consiste en lograr un uso racional de la energía: obtener lo mismo con un consumo optimizado: menores costes, aumento de competitividad, menor contaminación medioambiental, mejora de imagen social, etc. Es reducir la demanda de energía sin afectar a las actividades realizadas por el consumidor.

Sobre la eficiencia energética de los aislamientos térmicos de la edificación se han escrito innumerables artículos técnicos, guías de ayuda y similares. Muchos organismos oficiales y privados promueven y divulgan, con mucho énfasis, la técnica termográfica para estas aplicaciones. Nosotros queremos hacer hincapié en la Eficiencia Energética Eléctrica, lo que se conoce como “e3”.

Hace 50 – 60 años la calidad de la energía eléctrica se medía por la continuidad del servicio y por la ausencia de las fluctuaciones de tensión. En los años siguientes se produce un auge y desarrollo industrial y por ende de las infraestructuras eléctricas. Recientemente el mundo desarrollado consumía más del 50% de la energía mundial.

En la actualidad y debido al desarrollo de los países emergentes, el consumo energético se ha disparado y es imprescindible compatibilizar: las necesidades de energía, la conservación del medio ambiente y el sostenimiento económico.

En la actualidad la preocupación de “e3es mantener, en todas las fases del ciclo: generación, transporte, distribución y consumo de la energía eléctrica, la disponibilidad de los recursos energéticos con la reducción del coste ecológico asociado. Es decir, tratar de conseguir la máxima Calidad,  Racionalidad y Sostenibilidad en todas y cada una de las fases del ciclo anteriormente mencionadas.

SIA_04
SIA_05

PRYSMA Airborne Inspection, es la división de servicios de inspección aérea de Prysma, su equipo fue pionero de la implantación y desarrollo de la termografía IR en los 80 en España, Nosotros queremos reivindicar que esta técnica, aplicada en todas esas fases del ciclo energético eléctrico, colabora en gran medida y con un coste muy reducido en la mejora de la eficiencia energética eléctrica, siendo el complemento necesario del resto de técnicas de registro, análisis y medición. La termografía no es adquirir equipos de IR y lanzarse al mercado con cualquier tarifa, para generar dosieres más o menos vistosos pero poco útiles, que finalmente producen un descrédito de la validez de la técnica. Es necesario y básico que se interpreten con criterio los resultados adquiridos, pues como se dice habitualmente en nuestro sector “la imagen termográfica puede aportar un 10% de la información pero el 90% restante corresponde a su interpretación y al conocimiento (ingeniería) de la técnica”.

PRYSMA Airborne Inspection, dispone del equipo de técnicos e ingenieros capaz de obtener un rendimiento muy elevado en la captación e interpretación de la información térmica de las instalaciones que permite el aprovechamiento de todas las ventajas que esta técnica aporta a la eficiencia energética eléctrica “e3en todas las fases del ciclo.

Autor:
Antonio Gómez de la Blanca
Technical Manager
Prysma Airbone Inspection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *